Comercio Electrónico de pymes se ve detenido por coronavirus en China

comercio electronico

El año nuevo chino definió el inicio de la crisis en China que conllevó al cierre de fronteras, paralización de la economía, cuarentena nacional, etc.

Muchas pequeñas empresas minoristas, importadoras de productos chinos en todo el mundo, dedicadas al comercio electrónico vieron detenidas sus operaciones al no poder importar productos.

Muchos contenedores chinos con productos para exportación fueron intervenidos y detenidos en los puertos chinos hasta que pase la crisis, además, los países importadores tampoco han denegado el ingreso de barcos chinos, por la preocupación de incrementar el número de contagios del covid-19.

Las empresas han optado por devolver el dinero de pedidos que ya habían sido hechos y tenían como fecha de entrega febrero y marzo, al no contar con una fecha de entrega segura. En otros casos, los pedidos ya solicitados y pagados al proveedor, han corrido la fecha de entrega para abril, con cierta incertidumbre de por medio.

Las tiendas físicas, de empresas grandes y pequeñas, también se han visto afectadas por la falta de stock proveniente de China. Algunas marcas españolas como Inditex, Mango o Desigual ya anunciaron que trasladarán su producción de China a otros países, mientras pase la crisis sanitaria que ha impuesto el coronavirus.

Todas estos sucesos afectan directamente la inversión en marketing, pues si no hay stock en las tiendas para vender, ya sea online o físico, no hay inversión para marketing y publicidad digital, con lo que el paro en las agencias de medios es inevitable.

Compartir

Deja un comentario